Un estudio científico corrobora el punto de que nosotros tenemos un control considerable sobre nuestras “maneras de ser”.

Esta capacidad bien utilizada puede tener un sinfín de aplicaciones positivas.

Esto significa que podemos escoger y controlar nuestro comportamiento en determinados momentos y de esa manera fabricar nuevas maneras de vivir el presente.

Al usar la palabra fabricar no nos referimos a vivir la vida fingiendo ser lo que uno no es. Nos referimos a moverse hacia donde aspiramos estar y para conseguirlo nos corresponde a nosotros dar los primeros pasos.

Cuando escogemos comportarnos de cierta manera, aunque inicialmente no sea la habitual (llamemosla  fícticia), estamos probando una nueva forma de operar en la vida.

Esto nos permite ver como la nueva actitud cambia los resultados a nuestro alrededor. Si el resultado es favorable, puede llevarnos a ampliar nuestro punto de vista, pensar de otra manera y asumir nuevas actitudes.

¿Que significa Fake it Until You Make It en Español?

Fake it til you make it es una frase hecha  que significa fíngelo hasta que lo consigas.

Es cuando se trata de actuar con seguridad en uno mismo (aunque no se tenga) para poder conseguir el éxito. Cuando uno está seguro de sí mismo, el éxito siempre llega.

El estudio publicado en el artículo “Power Posing: Brief Nonverbal Displays Affect Neuriendocrine Levels and Risk Tolerance”, de la revista Psychological Science, que incluyó a cuarenta y dos participantes,  demostró que las personas que asumían ciertos comportamientos tenían una aumento de autoestima, energía y sensación de bienestar.

El mismo estudio reflejó que las personas que asumían poses autoritarias (como poner los pies sobre la mesa y las manos detrás de la cabeza) exhibían niveles de testosterona  (hormona asociada con la fortaleza y el poder) más altos y de cortisol (hormona asociada con el estrés) más bajos que las personas que asumían poses restrictivas (como estar sentado en una silla con los brazos cruzados y pegados al cuerpo).

Las personas con poses de autoridad también experimentaron un sentido de poder y control, que obviamente mejoraba su autoestima..

Este estudio nos demuestra una vez más que podemos generar cambios en nuestra actitud y en nuestro bienestar si nos lo proponemos.

Somos como actuamos

El significado de la vida lo determina el que la percibe. Un mismo acontecimiento provoca reacciones diferentes según la persona. Un día lluvioso puede traer tristeza, alegría o indiferencia. Todo depende de la actitud de la persona. Esa actitud no está grabada en piedra (aunque muchas veces nos dé esa sensación) sino que es moldeable y cambiante si la persona se lo propone.

Mantenernos conscientes de nuestra forma de ser támbien nos ayuda a modelar nuestra presencia para poder conectar mejor con las personas.

Cómo dice el refrán “no es lo que uno dice, sino como lo dice”.

En la medida que cuanto seamos conscientes de como nos proyectamos a los demás, podremos mejorar la comunicación.

Las personas, independientemente de sus ideas, necesitan conectar antes de escuchar.

En el siguiente video Amy Cuddy nos explica en una charla TED los trucos para aplicar esta técnica: