Fake It Until you Make It. Fíngelo Hasta que lo Consigas !

Fake It Until you Make It. Fíngelo Hasta que lo Consigas !

Un estudio científico corrobora el punto de que nosotros tenemos un control considerable sobre nuestras “maneras de ser”.

Esta capacidad bien utilizada puede tener un sinfín de aplicaciones positivas.

Esto significa que podemos escoger y controlar nuestro comportamiento en determinados momentos y de esa manera fabricar nuevas maneras de vivir el presente.

Al usar la palabra fabricar no nos referimos a vivir la vida fingiendo ser lo que uno no es. Nos referimos a moverse hacia donde aspiramos estar y para conseguirlo nos corresponde a nosotros dar los primeros pasos.

Cuando escogemos comportarnos de cierta manera, aunque inicialmente no sea la habitual (llamemosla  fícticia), estamos probando una nueva forma de operar en la vida.

Esto nos permite ver como la nueva actitud cambia los resultados a nuestro alrededor. Si el resultado es favorable, puede llevarnos a ampliar nuestro punto de vista, pensar de otra manera y asumir nuevas actitudes.

¿Que significa Fake it Until You Make It en Español?

Fake it til you make it es una frase hecha  que significa fíngelo hasta que lo consigas.

Es cuando se trata de actuar con seguridad en uno mismo (aunque no se tenga) para poder conseguir el éxito. Cuando uno está seguro de sí mismo, el éxito siempre llega.

El estudio publicado en el artículo “Power Posing: Brief Nonverbal Displays Affect Neuriendocrine Levels and Risk Tolerance”, de la revista Psychological Science, que incluyó a cuarenta y dos participantes,  demostró que las personas que asumían ciertos comportamientos tenían una aumento de autoestima, energía y sensación de bienestar.

El mismo estudio reflejó que las personas que asumían poses autoritarias (como poner los pies sobre la mesa y las manos detrás de la cabeza) exhibían niveles de testosterona  (hormona asociada con la fortaleza y el poder) más altos y de cortisol (hormona asociada con el estrés) más bajos que las personas que asumían poses restrictivas (como estar sentado en una silla con los brazos cruzados y pegados al cuerpo).

Las personas con poses de autoridad también experimentaron un sentido de poder y control, que obviamente mejoraba su autoestima..

Este estudio nos demuestra una vez más que podemos generar cambios en nuestra actitud y en nuestro bienestar si nos lo proponemos.

Somos como actuamos

El significado de la vida lo determina el que la percibe. Un mismo acontecimiento provoca reacciones diferentes según la persona. Un día lluvioso puede traer tristeza, alegría o indiferencia. Todo depende de la actitud de la persona. Esa actitud no está grabada en piedra (aunque muchas veces nos dé esa sensación) sino que es moldeable y cambiante si la persona se lo propone.

Mantenernos conscientes de nuestra forma de ser támbien nos ayuda a modelar nuestra presencia para poder conectar mejor con las personas.

Cómo dice el refrán “no es lo que uno dice, sino como lo dice”.

En la medida que cuanto seamos conscientes de como nos proyectamos a los demás, podremos mejorar la comunicación.

Las personas, independientemente de sus ideas, necesitan conectar antes de escuchar.

En el siguiente video Amy Cuddy nos explica en una charla TED los trucos para aplicar esta técnica:

Cómo Convencer a los Demás usando la Técnica de la Negación.

Cómo Convencer a los Demás usando la Técnica de la Negación.

Muchas veces usamos las palabras sin pensar que éstas pueden ayudarnos o en cambio sabotear nuestros esfuerzos para convencer a alguien o a nosotros mismos.

Las estructuras de las frases que utilizamos tienen más importancia de lo que pensamos.

En este artículo vamos a presentar algunos ejemplos básicos del uso correcto de algunas de las palabras mágicas.

El arte de convencer – La negación

¡No pienses en azul! – ¿qué ha pasado? Te he dicho que no pienses en azul, pero tú seguramente lo has hecho.

Así es como funciona la mente subconsciente. Ella es la responsable de proyectar en tu cabeza las imágenes, las películas. Ella hace que puedas imaginarte los sonidos, que en tu cabeza hable una voz interna.

La subconsciencia funciona de otra manera. Es más simple que los pensamientos conscientes, porque tiene que ocuparse de muchas más cosas.

La subconsciencia no entiende de negaciones.

Es simple. Para saber sobre qué tienes que no pensar primero tienes que saber que es. Primero tienes que ver el color azul para saber que no tienes que pensar sobre él.

decir no

Cómo persuadir con la negación

Solo algunas personas saben de verdad cuanta fuerza puede tener la corta palabra “NO”.

Esta regla funciona también en caso de sentimientos. Pongamos como ejemplo una frase. Imagínate que tu pareja llega a casa y dice:

“No te pongas nervioso, solo quiero que sepas una cosa”

Seguro que lo primero que hará tu cuerpo es recordar el estado de nerviosismo, y después veremos si es tan fácil que tu cuerpo lo olvide.

Lo mismo pasaba cuando la DGT decidió poner en los carteles luminosos:

No fumes al volante

Muchos de los fumadores decían que al verlo lo primero que hacían era buscar un cigarro pensando “Hasta ahora no lo pensé pero ahora me doy cuenta que me gustaría fumar un cigarro”.

Otro ejemplo puede estar relacionado también con experiencias auditivas. Como por ejemplo:

No pienses, bajo ningún concepto en la voz de tu jefe.

Psicología para convencer

Nuestro cerebro está formado por dos partes integrales. La parte consciente y la parte inconsciente. Nosotros nos interesaremos más por la segunda parte.

La inconsciencia es un sitio donde guardamos las habilidades bien aprendidas – nivel de la competencia inconsciente. Es responsable de reaccionar rápidamente, es decir que por ejemplo mientras conducimos el coche metes las marchas, aprietas el embrague o el freno de forma automática.

Sin pensar sobre lo que haces. Simplemente reaccionas a la realidad que te rodea. Señales de tráfico, situación en la carretera.

¿Recuerdas cómo era cuando aprendías en la autoescuela? Cómo tuviste que concentrarte para hacer todo bien y ahora los pies y manos hacen todo esto solas.

Esta parte del cerebro es responsable también de nuestros conocimientos de idioma materno. La subconsciencia hace que no pienses si tienes que usar ahora un verbo, cómo usar las reglas de gramática.

Cada persona que aprendió algún día un idioma sabe qué complejo es hablar bien en otro idioma y cuánto tiempo hay que dedicar para hablarlo. Sin embargo, habla en su idioma materno sin pensar en nivel consciente sobre su gramática.

Esta parte de cerebro es la más antigua en sentido evolutivo, es también un instrumento que trasforma las palabras que oyes o lees en las imágenes o estados emocionales.

Sin embargo entiende solo un lenguaje muy simple, por ejemplo no entiende ni sabe trasformar las negaciones. Por lo tanto en la frase “No pienses en azul” primero tiene que encontrar la representación de azul para después de alguna manera negarlo.

Diciéndolo de otra manera no tiene mayor importancia si dices “no pienses en azul” o “piensa en azul” porque en el nivel subconsciente es la misma orden.

convencer a los demas

¿Cómo funciona la comunicación persuasiva?

En estos ejemplos podemos ver cómo la gente sabotea a sus propias ideas usando la palabra “no” inadecuadamente. Veamos las siguientes frases

  • No olvides comprar el pan.
  • No hagas esto.
  • No te preocupes por esto.
  • No tengas miedo del dentista, esto no dolerá.
  • No te rías.

Estas frases tendrán el efecto inverso, deberíamos más bien pronunciarlo de la siguiente manera

  • Recuerda comprar el pan.
  • Deja de hacerlo.
  • Estate tranquilo, saldrá bien.
  • Estate serio.

En este caso la mente recibe una instrucción clara y precisa, intención de la persona que formula estas frases es coherente con la forma en la que lo entiende el cerebro que hace que con gran probabilidad las instrucciones se cumplan.

Sin embargo, no es cuestión de no usar la palabra “no”, como dicen en varios cursos de vendedores. Todo lo contrario. La cuestión es saber cómo usarla para que nos ayude.

En el siguiente video te mostramos más información sobre la técnica de la negación:

¿Qué es la Inteligencia Emocional? Características, Definición, Tipos de IE

¿Qué es la Inteligencia Emocional? Características, Definición, Tipos de IE

¿Qué es la Inteligencia Emocional?

La IE (Inteligencia Emocional) es la capacidad de manejar el torrente de emociones que muchas veces nos desbordan, de modo tal que al expresarse, lo hagan adecuadamente y con efectividad.

Es poder reconocer las propias emociones y pasarlas por un filtro para que redunden en beneficio propio y ajeno.

Es auto-dirigirnos y auto-equilibrarnos.

Es actuar con habilidad y sabiduría.

Las emociones están presentes las 24 horas del día y nos afectan de manera visible e invisible.

Somos seres inteligentes y emocionales.

Sabemos que a veces las situaciones que vivimos, no nos dejan satisfechos; que deberíamos haber respondido de otro modo, podríamos haber evitado un desborde, hubiéramos actuado sin irritarnos o… tantas otras cosas mejores, para nosotros y para quienes nos rodean.

Entonces, ¿qué es ser inteligente emocionalmente?

Es tener la capacidad de conocer, regular y administrar nuestras emociones con la finalidad de lograr el éxito en las más variadas áreas de nuestra vida.

La flexibilidad que poseemos todos para adaptarnos interna y externamente a las circunstancias de cada día con efectividad.

Todos conocemos en mayor o menor medida, las alteraciones entre nuestra mente y nuestro corazón, pensamientos y sentimientos a partir del impacto que nos producen las cosas que nos pasan.

Como por ejemplo: un acontecimiento en el trabajo, una situación imprevista, alguien que nos contesta mal o un aroma que nos llega de la cocina.

El asunto es poder reconocer y regular la emoción que químicamente se dispara.

En esto consiste la capacidad de responder, no de reaccionar perdiendo el control.

La propuesta de la IE es que podamos adquirir la destreza para conocer y manejar nuestras propias emociones e interpretar e interactuar con las emociones ajenas, con la sencilla finalidad de sentirse satisfecho y eficaz, exitoso y feliz.

Al crearse nuevos hábitos mentales, la vida se enriquece enormemente.

Entre otras cosas se favorecen la creatividad, la productividad y las relaciones inter-personales en todos los ámbitos.

Las Emociones

La Emoción es un estado de ánimo caracterizado por una conmoción consecutiva a percepciones, impresiones, ideas o recuerdos asociados a fenómenos de naturaleza visceral inherentes al dominio de la Inteligencia Emocional.

La Inteligencia Emocional implica la capacidad de una persona para concienciar, regular, adecuar y transformar de modo real su despliegue interno de fuerzas, tendencias, predisposiciones e impulsos emocionales,

Muchos de ellos inconscientes, los cuales expresa en forma de conductas, talante, humor, temperamento, etc.

La perturbación emocional constante crea carencias en las capacidades personales y sociales incipientes en los niños, minando su posibilidad de hacer y de ser en su Inteligencia Emocional.

El sentido que un sujeto le da a sus afectos depende de cómo los codificó en su historia personal y familiar (cada quien lo hace a su manera); por el efecto de procesos defensivos que deben trabajarse en Inteligencia Emocional, la persona puede interpretar y accionar adecuada o inadecuadamente.

Casi todos los estados afectivos de una persona se exteriorizan como tensión o relajamiento de músculos, por ejemplo en la orientación de los ojos, la ingurgitación de la piel, la actividad del aparato vocal, de los miembros, ante todo de las manos… este conjunto es un test básico en Inteligencia Emocional.

El intelecto basa su función en el neocórtex, el estrato evolutivamente más reciente que recubre la superficie cerebral a modo de capa o manto replegado, mientras que los centros o núcleos emocionales ocupan un lugar inferior al nivel cortical, siendo filogenéticamente mucho más antiguos.

No obstante todo lo mencionado anteriormente, la Inteligencia Emocional es el producto del funcionamiento concertado y armónico entre los centros emocionales y las áreas intelectuales.


La Inteligencia Emocional Aplicada

La Inteligencia Emocional Aplicada [IEA] simplemente consiste en la práctica de estrategias y la implementación de recursos adecuados que han demostrado ser efectivos explorando, sensibilizando, capacitando, entrenando y ejercitando habilidades y talentos del dominio emocional, más allá de discursos, fórmulas y recetarios teóricos.

Para bien o para mal, los subordinados se dirigen al líder en busca de contacto emocional, es decir, de empatía.

Cuando los líderes encauzan las emociones en una dirección positiva provocan un efecto que en Inteligencia Emocional se denomina resonancia (lo contrario se denomina disonancia).

Los estados emocionales del líder tienen efectos profundos en sus subordinados.

Ha sido comprobado por diversos estudios que es casi imposible la modificación de patrones de conducta cambiando el encierro o el estrés que suelen imponer en general las permanentes obligaciones laborales, por ejemplo, por un solo día a bordo de un velero o en una pintoresca estancia, más allá que en esa jornada se siga una completa y rigurosa agenda de “capacitación” de Inteligencia Emocional.

Para ser buenos líderes lo fundamental es estar en contacto con las propias emociones porque si no, es imposible establecer empatía y sin ella es imposible establecer un equipo de trabajo creativo y eficaz.

En Inteligencia Emocional el liderazgo requiere de la adecuada combinación entre el corazón y la cabeza, entre el sentimiento y el pensamiento.

Características de la Inteligencia Emocional Aplicada

La realización de la Inteligencia Emocional Aplicada se verifica en los siguientes efectos:

  • Identificación de debilidades o conflictos internos.
  • Necesidad voluntaria de realizar cambios o transformaciones de conductas, comportamientos o hábitos reconocidos por la persona como inadecuados y contraproducentes para su Calidad de Vida.
  • Consolidación de capacidades y competencias emocionales e intelectuales.
    Seguridad y capacidad -estado de centro y flujo- en momentos de crisis.
  • Mayor autocontrol sobre emociones y sentimientos, encarar y solventar de modo adecuado temores, ansiedad, ira, tristeza, soledad, culpa, vergüenza, etc.
  • Cumplimiento de objetivos y metas personales,familiares o sociales pospuestos (adelgazar, dejar el tabaco, salir del estado de sedentarismo, relacionarse mejor con sigo mismo, personas, animales, cosas ambientes o momentos, cumplir con obligaciones, disfrutar la vida).

El Dr. Daniel Goleman sistematiza el concepto de Inteligencia Emocional, lo torna científico, exponiendo un marco esquemático o “estructura” de las competencias, talentos, aptitudes y habilidades emocionales personales y sociales, con ejemplos de sus respectivas manifestaciones en la vida cotidiana; proponiendo a su vez el entrenamiento, la puesta en práctica y los recaudos necesarios para lograr realmente los objetivos planificados.

La competencia emocional es una forma distinta de ser inteligente.


¿Qué es la Inteligencia Emocional? Definiciones de IE

Inteligencia Emocional Teórica

La Inteligencia Emocional Teórica solo explica los beneficios de tener en cuenta las emociones en el accionar cotidiano.

Por ejemplo “las ventajas que conlleva el desarrollo emocional tanto a nivel personal como profesional en:
El aumento de la motivación, eficacia y eficiencia de las personas y de los equipos

  • La mejora en la comunicación.
  • Los trabajadores se sienten más personas, más contentos, más plenos, con mayor calidad de vida, se implican mejor en su trabajo siendo más responsables y autónomos.
  • Las relaciones personales mejoran tanto como el clima laboral, así como las relaciones con los clientes y con todos los públicos de la empresa.
  • Los procesos de cambio y de desarrollo continuo de esta se agilizan.
  • El poder (especialmente el carismático) y el liderazgo se refuerzan.

En fin, mejoran un sin fin de pequeñas y sutiles cosas además de la rentabilidad…”

Inteligencia Emocional Aplicada

La Inteligencia Emocional Aplicada refiere a los resultados que se obtienen al practicar disciplinas especializadas las cuales repercuten de modo específico en la expresión e intensidad del dominio emocional que se pretende someter en el desempeño personal y colectivo mediante conciencia y pensamiento, puesto que primero es menester domar el potro (temperantia) para luego cabalgar.

“La clave del éxito del desarrollo de la inteligencia emocional se encuentra en el propio desarrollo personal, en el esfuerzo de cada uno de los sujetos implicados: su ritmo, calidad de introspección, toma de conciencia, voluntad de cambio y mejora continua”.

Competencia Emocional

La Competencia Emocional en sí es la muestra de hasta qué punto una persona ha sabido y podido trasladar ese potencial a las acciones de su vida cotidiana.

Inteligencia Emocional según el Dr. Goleman

La Inteligencia Emocional comprende una serie de habilidades que el Dr. Daniel Goleman caracteriza como genéricas, jerárquicas e interdependientes.

En otras palabras, cada una requiere de las otras para desarrollarse, se sirven de base unas a otras y son necesarias en distintos grados según los tipos de trabajo y las tareas que se cumplan.

Inteligencia Emocional en la Empresa

“Para lograr desarrollar la Inteligencia Emocional en la empresa, todos (y especialmente los altos cargos), deben desarrollar la suya propia.

Por eso, si queremos gestionar y dirigir el desarrollo de la Inteligencia Emocional es necesario facilitar un clima de confianza y apertura, elevar el nivel de conciencia y auto-conocimiento de cada empleado e incrementar su motivación.

Inteligencia Emocional y Social

La mayoría de las personas leemos o escuchamos hablar permanentemente sobre la importancia creciente que se está dando a facultades tales como la motivación, la proactividad, el liderazgo, la cooperación, el compromiso, el optimismo, la adaptabilidad, el autocontrol, la ética y la capacidad del trabajo en equipo.

La Inteligencia Emocional (IE) justamente concierne a éstos talentos, habilidades y otras aptitudes íntimamente relacionadas.

El Término Inteligencia Emocional

Inteligencia Emocional es un término que intenta definir la capacidad de una persona para concienciar, regular, adecuar y transformar de modo real, concreto y vivencial su despliegue interno de fuerzas, impulsos, tendencias y predisposiciones emocionales expresadas en forma de humor, afectos, temperamento, conductas, reacciones viscerales, etc.

 

Los Sentimientos en la Inteligencia Emocional

El término Inteligencia Emocional se relaciona con la capacidad de reconocer los propios sentimientos, igualmente los de los demás, con la finalidad de utilizarlos como guía del pensamiento y de la acción

Por ejemplo, para auto motivarse o manejar adecuadamente las relaciones que se mantienen con las demás personas.

Inteligencia Emocional en las Personas

Con base en los Modelos propuestos sobre Inteligencia Emocional se puede determinar el modo como cada persona se relaciona y entiende el mundo, considerando sus actitudes y sentimientos.

Inteligencia Emocional. Habilidades.

La Inteligencia Emocional engloba habilidades como:

  • El control de los impulsos
  • La autoconciencia.
  • La canalización de las emociones.
  • La confianza.
  • El entusiasmo.
  • La empatía.
  • La persistencia frente a las frustraciones.
  • La práctica de la gratificación prolongada.

El motivar a otros ayudándolos a que se desarrollen aprovechando los propios talentos y consiguiendo su compromiso con respecto a los objetivos e intereses comunes.


La Educación Emocional en el Ambito Empresarial

¿Cuáles son los beneficios en el ámbito empresarial, por ejemplo, del aprendizaje de la inteligencia emocional?

La cuenta de beneficios.

¿Cuál creen ustedes que es la diferencia que existe, por ejemplo, entre los vendedores que facturan por valor de un millón de dólares al año y aquellos otros que sólo lo hacen por cien mil dólares?

¿Cuál creen que es la diferencia entre los trabajadores “estrella” y los simplemente corrientes?

Esa diferencia no parece residir tanto en su habilidad técnica o en su inteligencia, como en el modo en que gestionan sus emociones (especialmente sus emociones destructivas).

Es decir, en su grado de motivación, su perseverancia y el tipo de relaciones que establecen o en la sensibilidad hacia los demás, en el modo en que se relacionan con ellos, etcétera.

Ésa es, en última instancia, la variable más importante al respecto.

Cómo deben utilizar los Líderes la Inteligencia Emocional

Sobre los líderes con mucho éxito. ¿Cuál creen, que es la variable que explica las diferencias de rentabilidad que existen entre las distintas secciones de una gran multinacional?

La clave de los beneficios de una empresa también depende del modo en que el líder gestiona sus emociones y sus relaciones.

Quienes no saben gestionar adecuadamente su ira y explotan con facilidad despiertan la ansiedad de las personas que les rodean lo cual, obviamente, acaba influyendo en los resultados comerciales de la empresa que dirigen.

¿No son entonces los líderes agresivos (arrogantes, asertivos) los más exitosos?

Parece como si las personas agresivas tuvieran más éxito, aunque sólo se trate de un éxito provisional.

No es eso lo que parecen indicar los resultados de la investigación.

Hay estudios que evidencian claramente el efecto del estilo emocional del líder en el clima emocional de sus subordinados.

Si ese clima es positivo, los beneficios son mayores porque, en tal caso, los empleados dan lo mejor de sí.

Si, por el contrario, a los trabajadores les desagrada su jefe, o se sienten a disgusto en su puesto de trabajo, se limitan a cumplir estrictamente con su función sin necesidad de alcanzar un desempeño óptimo lo que, a la larga, acaba resultando perjudicial para la empresa.

Así pues, los líderes cuyos estilos son más positivos resultan más inspiradores, porque saben articular los valores compartidos para que sus empleados encuentren significativo su trabajo.

Este tipo de líderes sabe crear un clima emocional positivo en sus empresas, lo que necesariamente influye en la cuenta de beneficios.

Del mismo modo, los líderes que saben establecer relaciones más armoniosas entre sus empleados y que dedican tiempo a conocerlos también obtienen mejores resultados.

Y lo mismo podríamos decir con respecto a los líderes que preguntan a sus empleados: «¿Qué espera usted de su vida y de su carrera?» o «¿Cómo podría ayudarle a desarrollar sus expectativas?».

Por último, los líderes que cooperan con sus empleados y aquellos que toman sus decisiones después de escuchar a todo el mundo tienen también un impacto mucho más positivo.

Pero el líder autoritario, el líder que dice: «Eso es así porque lo digo yo» tiene un efecto muy negativo en el clima de la empresa.

Tal vez, este tipo de líder resulte eficaz en ocasiones muy puntuales cuando, por ejemplo, la empresa se enfrenta a una situación muy urgente, o cuando los subordinados deben atenerse a directrices muy claras.

Pero si ésa es la única forma de dirigir de que dispone el líder, su efecto será inequívocamente nocivo.

Son muchas las razones que explican las ventajas de este tipo de programas para el mundo empresarial.

Éstas no son cosas que puedan aprenderse en un seminario o en un cursillo de fin de semana, porque las personas necesitan mucho tiempo para cambiar sus hábitos básicos, lo cual nos obliga a servimos del entorno laboral para que, de ese modo, el ejercicio pueda ser continuo.

Así pues, el jefe de mal carácter que pretenda mejorar deberá aprovechar de cualquier situación que le presente el entorno laboral para practicar a diario y durante muchos meses.

Sólo de ese modo es posible el cambio.


La Inteligencia Emocional en los Equipos

Según una investigación efectuada en la School of Management de la Universidad de Yale la alegría y la cordialidad de los integrantes de un equipo de trabajo se transmiten más rápidamente que la irritabilidad y la depresión.

Lo cual tiene implicaciones muy directas con el mundo empresarial, porque según el citado estudio el estado de ánimo acaba determinando la eficacia laboral.

La inteligencia emocional de un equipo se asienta en las mismas competencias que la inteligencia emocional del individuo.

La conciencia de uno mismo, la autogestión, la conciencia social y la gestión de las relaciones son competencias absolutamente necesarias tanto para la inteligencia emocional grupal como para la individual.

La única diferencia reside en que, en este caso, las competencias de la inteligencia emocional se refieren tanto a los individuos como al grupo en tanto que totalidad.

Los grupos tienen necesidades y estados de ánimo y también actúan de manera colectiva.

En el nivel de los equipos, la conciencia social -especialmente la empatía- constituye el fundamento que posibilita que un determinado grupo establezca y consolide relaciones más eficaces con el resto de la organización.

 

El papel del Líder en el Equipo

El líder que no sintoniza con sus empleados, el líder disonante, crea grupos emocionalmente discordantes en los que las personas tienen la continua sensación de hallarse desconectados de los demás.

Puede que a corto plazo estos líderes parezcan eficaces, pero, a la larga, el rastro de desmotivación y apatía que dejan es nefasto.

Los auténticos líderes no se distinguen por su talento innato o su dominio técnico, sino por su capacidad de inspirar energía, pasión y entusiasmo.

Y estos sentimientos se extienden rápidamente en los equipos de trabajo, estimulando a los demás.

Las emociones son la clave de la motivación, y ser sensible a ellas es una tarea esencial del líder.

Una parte fundamental del liderazgo efectivo es saber direccionar y usar adecuadamente las propias emociones, y potenciar sentimientos positivos en los equipos, es decir, crear resonancia.

Sin tener en cuenta las emociones, no puede obtenerse lo mejor de las personas y conseguir que las organizaciones prosperen.

“Entre otros argumentos científicamente comprobados, las acciones del líder son responsables por un 70% de la percepción que los empleados tienen del ambiente de la empresa.”


Aptitudes claves para el liderazgo: La Inteligencia Emocional y las Habilidades Sociales

Hubo un tiempo en que los componentes de la inteligencia emocional se consideraban como algo que “sería bueno tener” en los líderes empresariales.

Ahora sabemos que, por el bien del rendimiento, son ingredientes que los líderes “deben tener”. Es una suerte, entonces, que la inteligencia emocional se pueda aprender.

El proceso no es fácil. Requiere tiempo y, sobre todo, compromiso.

Pero los beneficios que conlleva una inteligencia emocional bien desarrollada, tanto para el individuo como para la organización, bien valen el esfuerzo.

Los tres primeros componentes de la inteligencia emocional son destrezas de manejo de uno mismo.

Los dos restantes, empatía y habilidades sociales, están relacionados con la aptitud para manejar las relaciones con los demás.

¿Cómo son las personas con Inteligencia Emocional?

Las personas tienden a ser muy eficientes manejando relaciones cuando entienden y controlan sus propios sentimientos y pueden tener empatía con los sentimientos de los demás.

La motivación incluso contribuye a las habilidades sociales.

Recuerde que las personas con orientación al logro suelen ser optimistas, incluso frente a reveses o fracasos.

Cuando están optimistas, su “brillo” se proyecta en conversaciones y encuentros sociales.

Son populares y por buenas razones.

Al ser consecuencia de las otras dimensiones de la inteligencia emocional, las habilidades sociales se manifiestan en el trabajo de varias maneras.

Las personas con habilidades sociales, por ejemplo, son especialistas en la gestión de equipos (ésa es su empatía en el trabajo).

Asimismo, son expertas en la persuasión (una manifestación combinada de autoconocimiento, autorregulación y empatía).

Dadas esas capacidades, los buenos persuasores saben cuándo apelar a las emociones, por ejemplo, y cuándo resulta mejor apelar a la razón.

La motivación, cuando es visible, convierte a esas personas en excelentes colaboradores; su pasión por el trabajo se contagia a los demás, y los mueve el impulso de buscar soluciones.

Pero las habilidades sociales se muestran a veces de maneras en que no lo hace el resto de los componentes de la inteligencia emocional.

De hecho, a veces puede parecer que las personas con habilidades sociales no están trabajando en sus horas laborables; da la impresión de que están congeniando ociosamente, conversando en los pasillos con colegas o bromeando con personas que no tienen nada que ver con sus obligaciones “reales”.

Pero estas personas consideran que no tiene sentido limitar arbitrariamente el alcance de sus relaciones.

Establecen lazos con un criterio amplio, porque saben que en estos tiempos cambiantes, quizás algún día necesiten ayuda de las personas que hoy recién están conociendo.

Considere, a modo de ejemplo, el caso de un ejecutivo del departamento de estrategia de un importante fabricante de computadoras. En 1993 estaba convencido de que el futuro de la organización yacía en Internet.

A lo largo del año siguiente, buscó a los espíritus afines a su planteamiento y utilizó sus habilidades sociales para ensamblar una comunidad virtual que atravesaba niveles, divisiones y países.

Después, utilizó ese equipo de facto para lanzar un sitio web corporativo, uno de los primeros de una gran empresa. Y por iniciativa propia, sin ningún presupuesto o estatus formal, inscribió a la empresa en una convención anual de la industria de Internet.

Telefoneando a sus aliados y persuadiendo a varias divisiones para que donasen fondos, reunió a más de 50 personas de una docena de unidades diferentes para representar al fabricante en la convención.

La alta dirección se dio cuenta: a menos de un año de la conferencia, el grupo del ejecutivo, con él a la cabeza, constituyó la base de la primera división de Internet de la empresa.

Para llegar hasta allí, el ejecutivo había ignorado las fronteras convencionales, estableciendo y manteniendo conexiones con personas en cada recodo de la organización.

Las Habilidades Sociales y el Liderazgo

¿Se considera a las habilidades sociales como una aptitud clave para el liderazgo en la mayoría de las empresas?

La respuesta es sí, especialmente cuando se compara con los otros componentes de la inteligencia emocional.

La gente parece saber por intuición que los líderes necesitan manejar las relaciones eficazmente.

Ningún líder es una isla. Al fin y al cabo, la misión del líder es lograr que el trabajo se haga a través de otras personas, y las habilidades sociales lo hacen posible.

Un líder que no puede expresar su empatía quizás no la tiene en absoluto. Y la motivación de un líder es inútil si no puede trasmitir su pasión a la organización.

Las habilidades sociales permiten a los líderes aplicar su inteligencia emocional al trabajo.

Sería ridículo aseverar que el viejo y querido coeficiente intelectual y las destrezas técnicas no son ingredientes importantes para un buen liderazgo.

Pero la receta no estaría completa sin la inteligencia emocional.

Los líderes verdaderamente efectivos se distinguen por un alto grado de inteligencia emocional, la cual incluye autoconciencia, autorregulación, motivación, empatía y habilidades sociales, junto a la inteligencia intelectual, la firmeza, la determinación y la visión, todo, necesario para el éxito.


La IE y la Automotivacion.

La palabra clave es lograr

A muchas personas les motivan factores externos, tales como un buen salario o el estatus que implica un título imponente o formar parte de una empresa de prestigio.

Si está buscando líderes, ¿cómo puede identificar a personas a quienes les motive el afán de logro en vez de las recompensas externas?

La primera señal es la pasión por el trabajo en sí; tales personas buscan desafíos creativos, adoran aprender y se enorgullecen del trabajo bien hecho.

También derrochan una energía inagotable por hacer las cosas mejor. Las personas con esa energía no se suelen dar por satisfechas con el statu quo.

Son persistentes en sus preguntas sobre por qué las cosas se hacen de un modo u otro, están ansiosas por explorar nuevas aproximaciones a su trabajo.

El gerente de una empresa de cosméticos, por ejemplo, estaba frustrado porque tenía que esperar dos semanas para recibir los resultados de ventas de su equipo en terreno.

Finalmente, descubrió un sistema telefónico automático que llamaba a cada vendedor todos los días a las 5 pm y les pedía que digitaran sus cifras (el número de llamadas y de ventas de la jornada).

El sistema redujo de semanas a horas el tiempo de notificación de los resultados de ventas.

Esta historia ilustra otros dos rasgos comunes en las personas que se sienten impulsadas al logro. Siempre están elevando la vara del desempeño, y les gusta llevar la cuenta.

Durante sus evaluaciones de desempeño, las personas con altos niveles de motivación podrían pedir a sus supervisores que les “exijan”.

Por supuesto, un empleado que combina autoconocimiento y motivación interna sabe reconocer sus límites, pero no se contentará con objetivos demasiado fáciles de cumplir.

Por consiguiente, es natural que las personas con tendencia a mejorar también demanden un método para controlar el progreso, el propio, el de su equipo y el de la empresa.

Mientras las personas con escasa motivación hacia el logro se muestran imprecisas respecto a los resultados, aquellas con niveles altos de motivación se mantienen al tanto de indicadores tan concluyentes como la rentabilidad y la participación de mercado.

Conozco a un gerente financiero que comienza y termina su día en Internet, midiendo el comportamiento de su fondo de inversión respecto a cuatro puntos de referencia del sector.

¿Cómo son las personas con Alta Motivación?

Curiosamente, las personas con motivación alta son optimistas incluso cuando los resultados son adversos.

En casos así, la autorregulación se combina con la motivación hacia el logro para superar la frustración y la depresión que se producen tras un revés o fracaso.

Tome el caso de la gestora de una cartera de valores de una gran empresa de inversiones.

Tras varios años exitosos, su fondo cayó durante tres trimestres consecutivos, lo que condujo a tres grandes clientes institucionales a trasladar sus negocios a otra parte.

Algunos ejecutivos culparían de la caída a circunstancias ajenas a su control; otros la interpretarían como la evidencia de un fracaso personal.

Esta gerente, sin embargo, lo asumió como una oportunidad para demostrar que podía liderar un cambio.

Dos años más tarde, cuando ascendió a un puesto muy alto en la empresa, describió su experiencia como “lo mejor que me ha pasado jamás; aprendí muchísimo de ello”.

Los ejecutivos que intenten detectar altos niveles de motivación hacia el logro entre su personal pueden fijarse en una última evidencia: el compromiso con la organización.

Cuando las personas aman sus trabajos por el trabajo en sí, a menudo se sienten comprometidas con las entidades que hacen posible esa labor.

Los empleados comprometidos suelen permanecer en una organización, aun cuando les persigan cazatalentos con los billetes en la mano.

No es difícil comprender cómo y por qué la motivación hacia el logro se traduce en un liderazgo sólido.

Si usted se fija a sí mismo una vara alta de desempeño, hará lo mismo con la organización cuando esté en posición de hacerlo.

Asimismo, el impulso a superar las metas y el interés por mantenerse al tanto de los éxitos pueden ser contagiosos.

Los líderes con estos rasgos suelen rodearse a menudo de un equipo de gerentes con características similares. Y, por supuesto, el optimismo y el compromiso con la organización son fundamentales para el liderazgo; sólo imagínese dirigir una empresa sin esos rasgos.


La Inteligencia Emocional Personal.

  1. La Conciencia de uno mismo

– El Auto conocimiento

Conciencia de los propios estados internos, recursos e intuiciones.
Saber qué emociones se siente, se percibe; y su origen, causa y motivo.

– Conciencia emocional

Reconocimiento de las propias emociones y sus efectos.
Comprender las interrelaciones entre los propios sentimientos y las influencias que ejercen en lo que se piensa, se dice y se hace.
Reconocer cómo los sentimientos afectan la expresión, la manifestación, la actuación.
Tener conocimiento de los sentimientos que son guiados por los propios valores y metas, proyectando auténticamente en éstos, un adecuado sentido del humor.

– Valoración adecuada de sí mismo

Reconocer las propias fortalezas y debilidades.
Auto valoración precisa de las posibilidades, alcances y límites personales.
Mantener una conducta reflexiva posibilitando el aprender de la experiencia.
Abrirse a la regeneración franca, a nuevas perspectivas, al aprendizaje continuo y al auto desarrollo.

– Confianza en sí mismo

Seguridad en la valoración que se hace de sí mismo y sobre las propias capacidades.
Firmeza y capacidad de tomar decisiones legítimas a pesar de las incertidumbres y presiones.
Proyectar convicción en la exposición de medidas impopulares resaltando lo necesario para obtener resultados positivos.

2. Autorregulación

Control de los estados, impulsos y recursos internos.

– Autocontrol

Capacidad del manejo adecuado de las emociones y los impulsos conflictivos.
Regulación de los impulsos y de las emociones disociadoras o penosas.
Pensamiento claro, entereza, centro y actitud positiva en momentos de prueba y bajo presión.

– Confiabilidad

Fidelidad al criterio de sinceridad e integridad.
Organización y cuidado en el accionar.
Enfasis en los compromisos y en el sustento de las promesas.

– Integridad

Responsabilidad ante la propia actuación personal.
Fidelidad y honestidad con los principios personales y de los demás, generando confianza derivada de la fiabilidad y autenticidad.
Actuaciones y acciones éticas admitiendo los propios errores y confrontando acciones inmorales en otros.

– Adaptabilidad

Flexibilidad para ver, analizar y afrontar los cambios.
Adaptar las reacciones, respuestas y tácticas para posibilitar circunstancias fluidas.
Afrontar múltiples demandas adecuando rápidamente las prioridades.

– Innovación

Comodidad y apertura ante inéditos planteamientos, enfoques e información.
Generar nuevas ideas o actualizaciones, teniendo en cuenta una gama amplia de fuentes y posibilidades.
Instrumentar soluciones originales ante nuevos problemas asumiendo las respectivas perspectivas y riesgos.

– Motivación

Adecuar las tendencias emocionales que guían o facilitan el logro de los objetivos mejorando la actuación.
Hacer seguimiento de la información para reducir la incertidumbre y hallar maneras de mejorar.
Auto motivación para encontrar una norma de excelencia, desafiando las metas sin perder de vista el cálculo de riesgo.

3. Motivación del Logro

Esfuerzo por mejorar o satisfacer un determinado criterio de excelencia.

– Compromiso

Secundar los objetivos de un grupo u organización.
Prontamente hacer sacrificios personales o de grupo para encontrar una meta orgánica más global, generando un sentido de propósito más amplio.
Activamente buscar oportunidades para incentivar la misión del grupo, clarificando opciones para la toma de decisiones de valor.

 

– Iniciativa

Prontitud para actuar cuando se presenta la ocasión.
Prestancia ante nuevas oportunidades.
Conseguir el logro de metas más allá de lo que se requiere o se espera.
Movilizar a los demás con nuevos emprendimientos que incentiven mayor cantidad de talentos.

– Optimismo

Persistencia en la consecución de los objetivos a pesar de los obstáculos y los contratiempos
Operar con esperanza de éxito en lugar de miedo ante el fracaso
Ver los retrocesos en las circunstancias manejables como insuficiencias y oportunidades, antes que asumirlos como fallas personales reprochables.


La Neurociencia

La neurociencia es una ciencia moderna generada y desarrollada por Seres Humanos inmersos en la creación conciente e inconsciente de un nuevo paradigma.

Indaga con la tecnología y los conocimientos más modernos, la esencia de fenómenos de naturaleza nerviosa, aun incompresibles, relacionados con la función de los neurotransmisores, el control genético, los módulos, núcleos y redes neuronales, etc.,

Su finalidad es incursionar en diversos aspectos y ámbitos del quehacer humano, atreviéndose a formular nuevas hipótesis, teorías, perspectivas y visiones sobre el Ser humano y su conciencia, tecnología, psicología, lingüística, etc., abarcando aspectos tan ajenos, disímiles y amplios como la economía, la vida espiritual, la existencia, etc.

Actualmente, la neurociencia aborda, investiga, experimenta y comienza a responder asuntos como: La estructura y la función química, farmacológica y patológica del sistema nervioso | La conducta | Las teorías psicológicas, cognitivas, sociales, económicas, políticas, etc.

La Neurociencia mostrada a la Sociedad

Al gran público los nuevos hallazgos de la neurociencia y de sus ciencias asociadas – en conjunto definidas como Neurociencias- le son informados bajo sonoros titulares periodísticos, como los ejemplos que citamos a continuación:

  • “Perros olfatean el cáncer”
  • “La inteligencia emocional existe desde el nacimiento”
  • “El cerebro del hombre es perezoso por naturaleza”
  • “La relación entre sexo y cerebro”
  • “El cerebro procesa tareas en serie”
  • “La expresión facial puede hacer ganar o perder una elección”
  • “Cómo se produce el contagio emocional”
  • “Nuevos estudios iluminan los senderos cerebrales de la envidia”
  • “Qué es la Inteligencia Mamífera”
  • “Descubren cómo funciona el efecto placebo”
  • “El poder de la Mente”
  • “Descubren claves de las mentes geniales”
  • “¿Pueden darse las curación espontáneas?”
  • “Dormir mal causa trastornos mentales”
  • “Se cae un mito! Sí nacen nuevas neuronas en el cerebro de los adultos. Neurogenesis”
  • “El enojo puede afectar al corazón y provocar la muerte”
  • “Las sinapsis eléctricas han sido en neurobiología las grandes olvidadas”

Hallazgos en la Neurociencia relacionados con la IE

Síntesis Neurológica, Funcional y Operativa según el Dr. Daniel Golemam.

… “En mis escritos anteriores sobre inteligencia emocional me apoyé mucho en la neurociencia afectiva, particularmente en los descubrimientos, entonces recientes, de cómo la amígdala y su sistema de circuitos, que generan impulsos emocionales, eran regulados por la corteza prefrontal.

Este sistema nervioso apoya las habilidades de la inteligencia emocional de autoconciencia y autorregulación, las dos primeras partes de mi modelo.

Dado el estado de la neurociencia en esa época, había poco que decir sobre los sistemas nerviosos para las capacidades tercera y cuarta de mi modelo, empatía y habilidad social, las dos piedras angulares de la inteligencia social.

La neurociencia comienza a mapear zonas del cerebro que regulan la dinámica interpersonal. Esta dinámica apela a sistemas nerviosos muy apartados de aquellos que manejan exclusivamente las habilidades cognitivas, como la inteligencia general o “g”.

La visión de la inteligencia social puramente cognitiva la hace idéntica a la inteligencia general convirtiéndose en simple conocimiento SOBRE la vida social (comprensión intelectual que se tiene sobre las situaciones sociales) habilidad de entender a otras personas y saber cómo reaccionarán ante diferentes situaciones sociales. NO evalúa las habilidades del “camino bajo” de la neurociencia social.

Gran parte del “camino bajo” en los circuitos sociales del cerebro recorre zonas que no tienen acceso directo a las palabras o los pensamientos.

Una mejor comprensión de la inteligencia social requerirá que pensemos el concepto asegurándonos de incluir estas “aptitudes no cognitivas”: el talento, por ejemplo, que hace que una enfermera sensible calme a un bebé que llora con un mínimo toque tranquilizador, sin tener que pensar, ni por un momento, qué debe hacer.

Una medición adecuada de la inteligencia social incluye los enfoques del “camino alto” (para el que se destinan los cuestionarios) y mediciones del “camino bajo” (como los perfiles de sensibilidad no verbal, la lectura de microexpresiones, las simulaciones de situaciones sociales)

Las pruebas más corrientes (convencionales u ortodoxas) destinadas para detectar la inteligencia emocional y social preguntan al camino alto sobre el camino bajo, lo que resulta una táctica [muy] cuestionable.

La ciencia cognitiva ha sido muy útil en lingüística y en inteligencia artificial pero está muy limitada cuando es aplicada a las relaciones humanas.

– El Cerebro Social

Consiste en circuitos neuronales (núcleos, módulos y redes de neuronas específicas) ampliamente dispersos en el cerebro que se activan durante la interacción dependiendo en gran medida de la actividad social que se encare en determinado momento.

Son redes nerviosas diferentes pero fluidas que se sincronizan relacionándose con otras.

Es decir, opera a nivel de sistemas que trabajan en paralelo, mezclando funciones automáticas y controladas en diversas proporciones y que se coordinan para servir a un propósito unificador.

Estos circuitos entrelazados pueden trabajar juntos en alguna tarea y solos en otras” …

Fuente: INTELIGE NCIA SOCIAL© Daniel Goleman © Editorial Planeta Noviembre 2006

El Sistema Nervioso Emocional Central

– Camino Alto

El camino alto funciona con control de la voluntad, requiere esfuerzo, una intención consciente y se mueve más despacio en relación con el “camino bajo”

MODO CONTROL
Modo “C”

CORTEZA PREFRONTAL
Vinculada con la formación de la personalidad.
Regula la profundidad de los sentimientos de una persona.
Modula nuestras emociones de manera adecuada y efectiva.
Influye en la determinación de la iniciativa y el criterio de una persona.
Asocia experiencias que son necesarias para la producción de ideas abstractas y juicios.

OTROS CONSTITUYENTES
(corteza frontal medial, corteza frontal inferior, surco temporal superior, corteza temporal superior, lóbulo temporal, corteza cingulada anterior, corteza prefrontal lateral, corteza parietal posterior, áreas somatosensoriales, corteza dorso lateral, neuronas fusiformes, células en el opérculo parietal derecho, neuronas fusiformes del lóbulo temporal).

– Estaciones Nerviosas Centrales Intermedias

CORTEZA ORBITOFRONTAL COF
Ubicada por detrás y por encima de los ojos.
Conecta Neocortex, Amígdala y Tallo Cerebral.
(coordinación instantánea de pensamiento, sentimiento y acción).
Ejerce una modulación vertical de la amígdala.
Provienen sentimientos de arrepentimiento.
No la activan las expresiones de temor.
Sensible a las señales cara a cara.
La activan las expresiones de ira.
Obtiene datos como el contexto.
Inhibe el impulso primario.

CORTEZA CINGULADA ANTERIOR CCA
Guía nuestra exhibición y reconocimiento de la expresión facial de emociones, y se activa cuando sentimos emociones intensas.
Coordina nuestros pensamientos, nuestras emociones y las respuestas del cuerpo a nuestros sentimientos.
No se activa en las expresiones de desagrado.
Se conecta ampliamente con la AMÍGDALA.
La activan las expresiones de temor.
No la activan las expresiones de ira.
Dirige nuestra atención.

ÍNSULA
Se activa en las expresiones de desagrado (ínsula anterior).

COF/CCA
Este sistema de circuitos evalúa todo lo que experimentamos, adjudicando valor. Se activan cada vez que se elige la mejor respuesta a partir de muchas posibilidades. Se conectan con áreas de la subcorteza como la amígdala.
Las Neuronas Fusiformes conectan COF con CCA y otras regiones cerebrales.
Son ricas en receptores para la Dopamina, Serotonina y la Vasopresina.

OTROS CONSTITUYENTES
(corteza temporal lateral, corteza prefrontal ventromedial, corteza cingulada anterior dorsal).

– Camino Bajo

El camino bajo funciona en automático, fuera de nuestra conciencia y a gran velocidad, es decir se trata de habilidades ultrarrápidas, espontáneas, automáticas, no verbales, muy intuitivas que ocurren en milisegundos antes que la mente sea capaz de formular pensamientos sobre ellas.

Eluden lo que puede ser detectado en una prueba con lápiz y papel. Se necesitan nuevos modelos de aprendizaje debido a que necesitamos usar el camino bajo para atrapar el camino bajo.

Las tareas del camino bajo salen mejor cuando el camino alto enmudece. El camino bajo es eminentemente capacitable

MODO AUTOMÁTICO
Sistema “X”

AMÍGDALA
Fuente de oleadas e impulsos rebeldes.

OTROS CONSTITUYENTES
(amígdala, tálamo, cerebelo, hipocampo, ganglios basales (se activan en las expresiones de desagrado).


Glosario Psicológico y Término Técnicos en IE

YO
En el psicoanálisis, los aspectos conscientes de la conducta como la percepción de la realidad, el pensamiento y la integridad de las funciones psicológicas.

ACTITUD
Una predisposición duradera y adquirida a comportarse de un modo particular con respecto a un objeto dado o clase de objetos.

AFECTIVO
Perteneciente al afecto, esto es, al sentimiento, emoción, temperamento, y humor, en cuanto opuesto a cognoscitivo.

APRENDIZAJE
Procesos que llevan a cabo cambios de la conducta relativamente permanentes como resultados de una experiencia.

CAMBIO
Secuencia de conducta adquirida que perdura relativamente.

CONDUCTA
Cualquier acto realizado por un organismo.

CONSCIENTE
Perteneciente al proceso de percibir o ser capaz de verbalizar los sentimientos, las percepciones, las actitudes, etc.

EMOCIÓN
Estado complejo de sentimientos acompañado de conductas y actividades viscerales características.

EMPATÍA
La habilidad de percibir las emociones y los sentimientos de otros individuos.

HABILIDAD
Poder presente para realizar una acción dada, en contraposición a aptitud o potencial de aprendizaje.

IMPRINTING (# IMPRINTING VISCERAL EN IE)
Tipo de aprendizaje que tiene efecto muy pronto en la vida de algunos animales, caracterizado por respuestas que se adquieren muy rápidamente y que no extinguen fácilmente.

INCONSCIENTE
Una cualidad característica de los procesos mentales, y otras formas de conducta, que está más allá de los límites de la conciencia y que no puede llevarse a la conciencia fácilmente.

INSIGHT
Proceso por el que se obtiene la solución, el significado o la comprensión de una situación, o la comprensión que se obtiene.

PERCEPCIÓN
Acontecimiento interno hipotético, controlado primariamente por la estimulación de los órganos de los sentidos.

La percepciónse infiere de la naturaleza del estímulo y de la conducta que le sigue.

PERSONALIDAD
Modos relativamente duraderos y consistentes de CONDUCTA que caracterizan a cada individuo.

PLATEAU
Periodo de aprendizaje en el que la continuación de la práctica no tiene efecto con relación a la mejoría de la habilidad que se está aprendiendo.

PROYECCIÓN
1. Mecanismo de defensa en el que los propios motivos y actitudes INCONSCIENTES se atribuyen a otros.
2. Tendencia a interpretar los estímulos ambiguos según las propias necesidades e intereses.

RACIONALIZACIÓN
Mecanismo de defensa en el que se reemplazan de un modo INCONSCIENTE razones plausibles de la propia conducta en lugar de las razones reales y menos aceptables.

RASGO
Característica duradera de la personalidad según la cual los individuos varían de uno a otro.

REGRESIÓN
Vuelta a una forma anterior y menos madura de CONDUCTA que había sido satisfactoria.

REPRESIÓN
Proceso INCONSCIENTE caracterizado por el olvido selectivo del material que provoca ansiedad o amenaza.

RIGIDEZ
Tendencia a persistir en las mismas actitudes y conducta, incluso cuando ya no son apropiadas por los cambios en la situación.

SENSACIÓN
Resultado inmediato de la estimulación de los receptores.

SI MISMO
La “porción” de campo total de un individuo que percibe como teniendo relación con su propia identidad: <Yo>.

SUPRESIÓN
Proceso consciente de retener la expresión de los pensamientos, sentimientos e impulsos no queridos.

TEMPERAMENTO
Modo de responder emocional general de los individuos.

VALORES
Conjunto de creencias muy estables que sirven como determinantes persistentes de la conducta.